fbpx

¿Afecta la calefacción a la salud de tu bebé?

La calefacción es uno de los mejores inventos que tenemos a nuestra disposición durante los meses más fríos del año, dado que nos permite estar calentitos en casa independientemente del frío que haga fuera. Pero, ¿cómo afecta a los bebés? ¡Ojo con esto!

La calefacción alta y los bebés

¿Es la calefacción alta un problema para los pequeños? ¡Puede serlo! De hecho, una temperatura alta en casa de más de 20 grados puede ocasionar en los bebés y niños pequeños problemas como los siguientes:

  • Aparición de más catarros: los cambios de temperatura extremos desde fuera al interior de la vivienda, favorecen a que aparezca un catarro. Por lo que, a menos diferencia de temperatura, menos probabilidad de tenerlo y de que los niños cojan un resfriado más fácilmente. Lo ideal, según los expertos, pasa porque la temperatura sea más o menos estable en toda la casa.
  • Infecciones respiratorias: la temperatura alta en casa hace que el ambiente esté más seco y que aparezcan infecciones respiratorias. Las secreciones mucosas se secan y esto hace que sea más difícil de expulsarlas. Suele afectar más a los niños que tienen enfermedades respiratorias crónicas o bronquitis.
  • Deshidratación o falta de hidratación: necesitamos que haya una relativa humedad en el aire, cerca del 60%. Para evitar que el ambiente esté excesivamente reseco, es importante apoyarse en el uso de calefacción con aparatos humidificadores de aire.
  • Ojos secos y piel más reseca: estos cambios de temperatura entre el interior y el exterior de la vivienda y la bajada de la humedad, causa en los niños una tendencia hacia la piel más seca y también causa irritación ocular. Una sensación de picor en los ojos que puede llegar a ser molesta, así como sensación de parados que pesan y se caen. Ante la duda, pregunta la pediatra.

¿Se puede evitar que esto ocurra? Sí. Manteniendo una temperatura estable en toda la vivienda a lo largo de todo el año. Esto es, evitando poner la calefacción en exceso, siendo ideal en torno a 20 grados

Puede parecer que en invierno con 20 grados en casa hace frío. Sin embargo, es mejor tener esta temperatura y una chaqueta, que ponerlo a 21 grados o más y que los niños puedan enfermar más fácilmente. Además, es un problema que afecta a todos.

En cualquier caso, mantener esta temperatura de forma estable también supone un ahorro importante en la factura eléctrica, dado que a más grados de calefacción más caro nos resulta.

Esperamos que sigas y apliques nuestra recomendación de mantener la temperatura de la casa estable a unos 20ºC durante el invierno. Es así como reducirás el contraste con la temperatura exterior y cuidarás de la salud de tus hijos y la de toda tu familia.

En el caso de los colegios y centros médicos, sabemos que tienden a tenerla alta, por eso es importante tomar conciencia de esto e intentar que la bajen hasta una media adecuada.

¿Te ha quedado alguna duda? ¿Sabías que la calefacción alta podía ser dañina para tu bebé?

TE ESPERAMOS EN MÁS PAÑALES

¡Ahora ya sabes cómo afecta la calefacción a la salud de tu bebé!  

Si cuentas con los productos de Más Pañales en el crecimiento de tu pequeño, conseguirás asegurar tu bienestar y el del bebé. Además, podrás encontrar un amplio catálogo de productos tanto para tu bebé como para ti, desde la propia higiene del peque (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos que necesitaréis en vuestra vida diaria. Todo con los Mejores Precios, porque el bienestar y los cuidados de tu peque nunca deben estar condicionados con un precio. Visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una selección minuciosa de buena calidad y un buen precio.

Estamos seguros de que tanto vuestro bebé como vosotros encontraréis el clima perfecto en vuestro hogar este invierno. Y, como siempre, ¡en Más Pañales os estaremos esperando con muchísima ilusión!

En Más Pañales nuestro proposito es guiar a las madres primerizas como tú, para que encuentres la mejor selección de productos que tu bebé realmente necesita dependiendo de su etapa de desarrollo.