fbpx

Consejos sobre cómo ayudar a tu peque a volver a la rutina

Ya llegó el mes de enero y probablemente te preguntes cómo ayudar a tu peque a volver a la rutina. El final de las vacaciones de Navidad es un periodo de adaptación al cambio dado al contraste entre la rutina navideña y el tiempo habitual del año. Sin embargo, este proceso de adaptación es una experiencia que puedes vivir en familia. Te afecta a ti, pero también a tu hijo.

Cuando el niño ya estaba habituado a los horarios de este periodo de vacaciones, tiene que adaptarse a este nuevo ciclo. Este tipo de cambio produce incomodidad tanto a adultos como a niños puesto que esta ruptura con el ritmo establecido supone salir fuera de la zona de confort.

Consejos de adaptación en la vuelta a la rutina

¿Cómo puedes acompañar a tu hijo en este proceso de adaptación al cambio? Puedes poner en práctica estos consejos sencillos:

  1. Educa a través del ejemplo. Es decir, habla en positivo de esta vuelta a la rutina en relación con tus compromisos de trabajo y proyectos a corto plazo. Expresa tu ilusión por retomar tareas que habías aplazado hasta la vuelta de las vacaciones. Si transmites a tu hijo el mensaje de la queja o la insatisfacción, le estás contagiando tu propia visión ante la realidad del cambio. No solo puedes transmitir esta actitud optimista a través de tus palabras sino también por medio de tu sonrisa. Esta actitud es una manifestación de ilusión.
  2. Mensajes de refuerzo constructivo. Las vacaciones de Navidad quedan atrás y ahora llega el momento de poner atención en el presente. Comparte con tu hijo observaciones positivas sobre esta vuelta a la escuela infantil. Por ejemplo, puede volver a reencontrarse con sus amigos o retomar esa actividad extraescolar que tanto le encanta. Sé constante en este refuerzo.
  3. Tiempo de juegos. Que las vacaciones de Navidad hayan quedado atrás no significa que el niño deba renunciar a un ingrediente tan importante de su infancia: el juego como pasatiempo, diversión, entretenimiento y aprendizaje. Comparte momentos de juego con tu hijo en esta vuelta a la rutina.
  4. Ten paciencia puesto que el tiempo es un componente necesario en este proceso de adaptación. En unos días, el niño estará integrado en el ritmo del nuevo ciclo. Por tanto, observa con naturalidad estas sensaciones del proceso de cambio.
  5. La adaptación gradual a la nueva rutina resulta constructiva. Conviene retomar los nuevos horarios sin romperlos de forma brusca durante el próximo fin de semana. Es decir, deben mantenerse también durante el sábado y domingo, aunque con un margen de flexibilidad respecto a lo establecido de lunes a viernes.
  6. Demostraciones de afecto. Acompaña a tu hijo con caricias emocionales de palabras de cariño, mensajes de motivación y frases de optimismo en el inicio de un nuevo día.

Como consejo extra…

Si te preguntas cómo ayudar a tu peque a volver a la rutina, confía en tu propia experiencia de otros momentos de cambio de ritmo tras las vacaciones, pero atendiendo a las circunstancias de ahora.

Siguiendo estos consejos y apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar una buena vuelta a la rutina del peque y también a la vuestra.

Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

Por tanto, para volver a la rutina de forma progresiva, ya sabes lo que debéis de hacer. Con algo de planificación y las herramientas adecuadas disfrutaréis como nadie. ¡Te esperamos con mucha ilusión en Más Pañales!

Psicóloga, redactora y madre de 2. Entusiasta de la buena lectura, la buena mesa y el mundo de los peques.