fbpx

Qué tener en cuenta para elegir la crema para tu bebé y el aceite hidratante

Utilizar una u otra crema para tu bebé no es una tarea tan simple. Y es que escoger la mejor opción para que lo hidrates día a día es un factor clave a tener en cuenta.

Por eso, queremos darte algunos de los mejores consejos que puedes seguir para hidratar la piel de tu hijo y así hacer que esté en las mejores condiciones posibles.

¿Cómo se hidrata la piel de un bebé?

La hidratación puedes llevarla a cabo tanto utilizando cremas como optando por los aceites. En primer lugar, es importante que tengas en cuenta que la piel de recién nacidos y de niños pequeños tiene menos capas que la de los adultos. Eso hace que los productos se absorban más rápido, pero también se pierde agua con más facilidad, de ahí la importancia de que hidrates correctamente a tu hijo. Además, puede haber bebés con pieles más proclives a la deshidratación, mientras que otros retienen agua con mayor facilidad.

En cuanto a la frecuencia de hidratación, lo mejor es optar por realizarlo un par de veces al día. En caso de que el bebé haya sudado o bien estemos con temperaturas elevadas, podrías realizar más hidrataciones. Recuerda esta importante regla: es mejor hidratar más veces con menos producto que menos veces con mayor cantidad. 

Por otra parte, deberías saber que la aplicación del producto hidratante puede influir en el resultado. Si realizas pequeños masajes, conseguirás que el bebé alivie posibles cólicos, además de conseguir que la crema o el aceite se absorba mejor.

¿Aceite o crema?

En cuanto a la diferencia entre aceite y crema, deberías saber que ambos son muy buenos para hidratar la piel pero guardan algunas diferencias. Las cremas están hechas a base de agua y cera, por lo que crean una película protectora sobre la piel de tu bebé que lo protege frente a condiciones externas (humedad, frío, sequedad). En cambio, el aceite se absorbe rápidamente y trabajará para hidratar la piel desde el interior. Existen dos tipos de aceites: vegetal y mineral. El primero es más útil si lo usas en casos de temperaturas frías, pues tarda en absorberse y protege la piel. El aceite vegetal, por su parte, se absorbe rápidamente.

Si quieres probar qué producto funciona mejor para tu bebé, te proponemos algunas opciones. En cuanto a aceites, destaca el de Mustela para después del baño. Con el restablecerás la parte lipídica de la piel y así conseguirás recuperar la elasticidad de la misma. En cuanto a las cremas, puedes probar la crema hidratante corporal de Suavinex, que es muy agradable al tacto y aporta hidratación.

En definitiva, si escoges una crema para tu bebé que resulte adecuada, además de utilizarla correctamente, conseguirás que su piel permanezca en las mejores condiciones. Por eso, te recomendamos que sigas los consejos sobre qué tipo de hidratante utilizar, con qué frecuencia hacerlo y en qué momento del día es más interesante. Si das con el tratamiento de hidratación perfecto para tu bebé, lograrás que su piel esté hidratada en todo momento.

APÓYATE EN MÁS PAÑALES

Con estos consejos ya sabes qué hacer para cuidar e hidratar la piel de tu peque como necesita. Además, apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar tu bienestar y el de tu peque.

Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

Por tanto, ya sabes cómo puedes convertir el momento del baño del bebé en un rato de ocio y relax en el que disfrutar con tu hijo y crear un vínculo todavía más fuerte del que ya tenéis. Con algo de comprensión y las herramientas adecuadas disfrutaréis como nadie. ¡Te esperamos con mucha ilusión en Más Pañales!

Deja un comentario