fbpx

Cómo proteger a tu peque de los virus cuando vaya a la guardería

No siempre es sencillo proteger a tu peque de los virus. Cuando están en la guardería, es normal que interaccione con otros niños y se propaguen con mayor probabilidad las enfermedades víricas y bacterianas.

También suele ocurrir esto siendo más mayor, en el colegio. Conociendo las causas de contagio de manera más detallada, estarás en mejores condiciones para prevenirlas o, en caso de no poder hacerlo, saber identificarlas e intentar ponerles remedio para que los peques las superen cuanto antes.

El contagio en la guardería

Desde siempre sabemos que el cole y la guardería son lugares de propagación de virus entre los más pequeños. El temor de muchas mamás es que sus hijos puedan enfermarse más allá de un simple resfriado. De hecho, gripe y gastroenteritis están a la orden del día. Más difícil es, además, cuando se enferman y tienes que ir a trabajar. Por eso es importante tener a mano una alternativa, antes de que suceda lo inevitable.

El contagio y el factor edad en los más pequeños

Si tienes un hijo muy pequeñito es normal que te preocupe dejarlo por primera vez en la guardería. Los bebés son más proclives a contagiarse, debido a que su sistema inmunitario todavía está en desarrollo.

Por lo general, la mayoría de centros infantiles tienen áreas especiales para los más pequeñitos. Aunque, por otro lado, si se exponen sus defensas de manera temprana a infecciones, cuando sean más grandes tendrán un organismo más preparado y con menos posibilidades de enfermar. ¡Todo peque tiene que pasar por ello para que su sistema inmunológico se vaya desarrollando!

Los más grandes de la guardería son un nido de pequeñas infecciones. Es más normal que se lleven los juguetes a la boca y que se presten entre sí sus juegos, así que la propagación está asegurada. Son situaciones inevitables en las que, nuestro papel, será saber identificar de qué enfermedad se trata y como tratarla.

Tampoco podrás saber qué niño porta un virus, ya que este se puede transmitir días antes de que muestre en el pequeño los primeros síntomas. Aunque se aísle al enfermito, no te asegura que no haya propagado el virus o la infección al resto de niños.

¿Cómo puedes intentar evitar el contagio?

Como te dijimos antes, puede ser complicado, ya que un virus se puede portar por días antes de que se muestre una sintomatología. Pero lo mejor que puedes hacer es inculcar a tu pequeño hábitos de higiene para intentar evitar todas las bacterias posibles.

Lavarse las manos antes de comer o después de estar jugando es la mejor medida en estos casos. Siempre puedes utilizar toallitas, como las Dodot Azul. Tener los juguetes limpios y bien desinfectados conseguirá que no sea tu pequeño la fuente de una futura propagación.

Remedios caseros ante los primeros síntomas

Cuando aparecen los primeros síntomas de resfriado puedes recurrir a determinados remedios caseros que suelen funcionar bastante bien. Pero, en caso de que aparezca fiebre o una tos ronca, lo mejor que puedes hacer es llevar a tu pequeño al pediatra, para que valore su estado.

Ante la tos y las flemas, lo conveniente es beber mucha agua. Para la gastroenteritis, una buena hidratación es imprescindible; puedes darle suero oral para este fin, evitando así que pierda minerales.

Zumos y alimentos ricos en vitamina C harán que tu pequeño se recupere antes en caso de sufrir un resfriado o síntomas gripales.

No siempre podrás proteger a tu peque de los virus, pero sí conseguirás que, mediante la higiene, se prevengan.

Siguiendo estos consejos y apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar el bienestar de tu peque y evitar en medida de lo posible las infecciones víricas y bacterianas.

Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

Por tanto, cuando tu bebé empiece con los primeros síntomas de malestar, ya sabes lo que debéis de hacer. Con algo de información previa y las herramientas adecuadas, conseguiréis asegurar su bienestar en la medida de todo lo posible. ¡Te esperamos con mucha ilusión en Más Pañales!

Deja un comentario