fbpx

Dormir solito: el paso a su habitación

¿Ha llegado la hora de ayudar a tu peque a dar el paso de dormir él solito? Cuando por fin tu bebé llega a casa, puedes optar por varias fórmulas para ayudarle a dormir. Tanto si desde el principio lo pones en su cunita y en su propia habitación, como si optas por meter la cuna en tu dormitorio o por el colecho, siempre hay un momento en que se le enseña a dormir de manera autónoma.

El paso a su habitación: el gran momento

El paso del pequeño o pequeña a su habitación es un gran momento, sobre todo, si se vive de manera positiva. Algunos padres optan por poner desde el principio a sus peques en su cuarto. Pero, si no es así, debes saber que no hay una opción mejor que otra: es una cuestión muy personal.

Lo importante en este momento es que vuestro hijo no perciba este cambio de manera negativa. Puesto que, si lo percibe así, este cambio derivará en un problema en el que vuestro bebé sienta miedo o crea que no os tiene cerca. Puede llegar a sentirse muy perdido y angustiado porque tampoco sabe explicaros qué es lo que está sintiendo y cómo lo está sintiendo.

En cambio, si percibe este cambio como algo positivo, le encantará tener su propio espacio en vuestro hogar, lo que también le permitirá crecer y evolucionar, evitando así las rabietas por el miedo a estar “solo” en el momento de dormir.

Lo ideal es que, cuando los padres lo consideren adecuado, pasen a su hijo a su cuna y cuarto. Hay algunas pautas que os van a ayudar y, también, te ayudaremos a elegir aquellos productos que te van a facilitar este paso que vais a dar con vuestro peque.

La seguridad esencial

Si el pequeño es aún un bebé, dormirá en su cuna. Pero, si ya es mayorcito y se pone de pie en la cuna, la cama es su mejor opción. Las barreras para camas son ideales para que no se caiga al dormir, sobre todo, si se mueve mucho. Se utilizan a partir de los 18 meses, para dar el paso a que la utilice, puedes explicarle que va a dormir en una «cama de mayor», esto hará que perciba el cambio como algo positivo.

Otro de los objetos «imprescindibles» son las lamparitas quitamiedos nocturnas. Se colocan fácilmente en el enchufe y dan una luz suave para que no moleste al dormir, pero alumbran suficiente para darle a tu hijo una sensación de seguridad completa y que no le agobie la oscuridad de la noche.

Actualmente, hay lamparitas que están especialmente diseñadas para que tu pequeño se duerma solito. Estas lamparitas cambian de color para dormirse, tienen melodías y hasta puedes incluir cuentos para que tu hijo se duerma escuchándolos. ¿No es increíble? Sin duda es un producto que puede ayudarte muchísimo durante este proceso.

¡Su peluche preferido! No te olvides de que su sensación de seguridad aumenta si tiene a su peluche o su mantita más querida a su lado. Se sienten acompañados, cobijados y esta sensación les relaja. Si, además, emite dulces melodías, es seguro que se calmará y dormirá más fácilmente. Uno de los objetivos principales en su paso a dormir solito es que en todo momento se sienta seguro.

¿Cómo puedes ayudarle a dormir solo?

Además de todo lo anterior, vuestra actitud es muy importante. Transmitir confianza, seguridad y comprensión es lo mejor que podéis mostrarle, porque dormir no debe ser una situación estresante ni para el peque ni para vosotros. De esta forma es como el niño lo asume como algo natural y como un paso más de su crecimiento y desarrollo. Es muy importante recompensarle cuando lo va logrando, ya que reforzará la idea de que es un cambio positivo en su vida.

A los niños les encanta lograr estrellas o gomets de colores. Cada estrellita lograda son unos puntos que se acumulan (en una semana) y se le premia con algo que le guste mucho como salidas en familia a realizar vuestras actividades favoritas. ¡Todos ganáis!

Aunque parezca un cambio complejo, no tiene por qué serlo. Puedes enseñar a dormir solo a un niño sin que suponga ningún problema para él. Simplemente con la ayuda de sus papis, los productos de Más Pañales que os hemos recomendado y los trucos que te hemos indicado, tu pequeño será feliz en su habitación y se sentirá seguro para dormir tranquilo en ella toda la noche.

Deja un comentario