fbpx

Los cólicos en los bebés

Cuando un bebé es chitiquín, es normal que se manifieste mediante el llanto, ya que es la única manera de la que dispone para manifestar sus necesidades y emociones. Sin embargo, hay un tipo de llanto que es mucho más intenso, y que suele preocupar a los padres, que es el que se produce por los cólicos en los bebés.

Los cólicos en los bebés, también conocidos como “cólicos del lactante”, son bastante frecuentes en los recién nacidos. Sin embargo, a pesar de que es común que casi todos los bebés los padezcan en algún momento, crean una gran angustia en los padres.

Ver al pequeño llorar y no saber cómo aliviar sus molestias puede ser una frustración para los adultos, sobre todo en el caso de padres primerizos. Si estás en esta situación, lee con atención los siguientes consejos para aliviar los cólicos del lactante y superar esta primera etapa de la vida del pequeño.

Qué son los cólicos

La definición de cólico en los bebés es muy amplia, y se reconoce por un llanto persistente que aparece a partir de la segunda semana de vida. Ocurre sobre todo por las tardes, y puede desaparecer de forma espontánea cuando el niño cumple los tres meses de vida.

Y aunque generalmente se le achaca a molestias, como gases o dolores de su tripita, pueden ser debido a diferentes causas. Veamos algunas de ellas:

  • Alergia a la leche e intolerancia a la lactosa

En algunos casos se debe a la intolerancia a la caseína de la leche de vaca, presente en las fórmulas de leche infantil. Otras causas pueden ser determinados alimentos que consume la madre y que modifican la composición de la leche materna, que puedan llegar a crearles una alergia. En caso de detectar algo raro, consulta con tu pediatra.

  • Exceso de gases en el intestino

Si el bebé traga mucho aire cuando come, es posible que se le acumulen en la tripita durante las horas siguientes. Así, al final del día la acumulación de gases es mayor y el niño experimenta dolor abdominal. Los gases son muy comunes en los bebés, pero debes intentar encontrar el modo de ayudarle a aliviarlos.

  • Reflujo gastro esofágico

En algunas ocasiones, y como consecuencia de la inmadurez del aparato digestivo, se produce el paso de los ácidos estomacales hacia el esófago. Esto produce molestias e irritabilidad en el pequeño, que lo manifiesta con un llanto inconsolable. Poco a poco lo irá controlando, así que, tranquilos.

Cómo puedes prevenir y aliviar los cólicos de tu bebé

En determinadas ocasiones es necesario acudir al pediatra para que descarte alteraciones en el aparato digestivo de tu hijo. Pero en la mayoría de las veces los cólicos se pueden prevenir con algunas de estas medidas.

  • Utiliza biberones anticólico

Los biberones anticólico están diseñados para evitar que el niño trague aire durante su toma, gracias a las dos cámaras independientes. La tetina permanece en todo momento llena de leche, y el tubo interno actúa como reserva y como sistema de ventilación. De esta forma el aire y la espuma que se producen con la succión se acumulan en la segunda cámara y no llegan a la boca.

En Más Pañales disponemos de diferentes modelos (consúltalos aquí), para que encuentres el biberón ideal para tu bebé, ayudándole a evitar posibles gases y dolores de tripita. Podrás encontrar desde biberones de distintas medidas y sistemas, como los de Tommee Tippee o de Canpol Babies, ideales para tu peque.

La eficiencia de los saquitos térmicos

Un truco para aliviar los cólicos en los bebés es aplicar calor, y para ello no hay nada mejor que Los saquitos. Son ideales para calmar los cólicos y otros dolores de tripa producidos durante la digestión. Están rellenos de huesos de cereza y se calientan en el microondas. El calor seco ayuda al bebé a relajarse y disminuye sus molestias, por lo que será un inseparable para ti.

Realiza masajes abdominales

Los masajes ayudan a reforzar los vínculos afectivos, además de beneficiar el tránsito intestinal. Realízalos cuando esté tranquilo y antes de que comience el llanto. Mueve las manos sobre su abdomen haciendo una ligera presión y en sentido de las agujas del reloj. Puedes ayudarte con un aceite especial para que sea más agradable.

Por último, recuerda que aunque para los papás a veces es difícil ver a sus chiquitines pasarlo mal debido a las molestias que les producen los cólicos, podrás ayudarles con biberones anticólico y saquitos térmicos. Pero sobre todo, no os pongáis nerviosos. Es necesario que transmitáis tranquilidad al bebé, que aún es pequeño y no sabe gestionar lo que siente.

El hecho de nacer y pasar del vientre materno al exterior, les genera cierto estrés debido a que tienen que aprender a manifestarse, a gestionar lo que sienten. Por ejemplo, cuanto más cansados están, más les cuesta dormirse. Esto les puede generar una sensación de estrés que manifestarán llorando. Por ello, ¡paciencia papás! Poco a poco iréis comprendiendo qué necesita, y junto a Más Pañales, donde encontrarás todos los productos necesarios para tu bebé, os resultará más fácil.

En Más Pañales encontrarás todos los productos que necesitas para tu bebé, durante sus primeros años de vida, ¡al mejor precio! Visita ya nuestra web y realiza tu pedido, ¡te esperamos en Más Pañales!

Deja un comentario