fbpx

Conseguir que el recién nacido no pase frío

Si tu peque es recién nacido ahora que el frío se va adentrando en esta época del año… ¡Lo que vamos a comentarte te interesa y mucho!

Muchas veces los cambios de temperatura no proceden únicamente de la época del año, sino que los cambios de temperatura o la salida y entrada en espacios cerrados y exteriores puede hacer que el peque sufra calor o frío dependiendo de, por ejemplo, cómo lo hayamos vestido.

Es por eso por lo que el frío no es el verdadero problema a abordar cuando llega el invierno, sino evitar en medida de lo posible los cambios de temperatura bruscos.

Aspectos esenciales a tener en cuenta respecto al frío con el bebé

Uno de los factores determinantes a tener en cuenta con el cambio de estaciones, temperaturas o llegada del frío es la piel del peque. Al ser recién nacido, la piel del bebé es muy delicada y hay que protegerla lo máximo posible de cambios de temperatura que puedan originar rojeces o irritaciones que le provoquen malestar.

Hay algunas zonas clave donde comprobar que la piel de nuestro peque está correctamente hidratada y que no está sufriendo debido a los cambios de temperatura: puedes observar si tiene rojeces en el cuero cabelludo, en los pliegues de las extremidades o en las zonas que rozan con el propio pañal.

Otro aspecto determinante es una correcta alimentación. Si nuestro peque está abastecido de la alimentación y cantidad correcta tendrá la energía que necesita, se mantendrá con energía suficiente para todo el día y se reforzará su sistema inmunitario.

¿Cómo evitar cambios bruscos de temperatura?

Aunque la aparición del frío nos preocupe por nuestro pequeño, es importante que no le abriguemos en exceso. Si le vestimos con demasiadas capas gruesas, podemos fomentar más aun los cambios de temperatura cuando pasemos de una estancia a otra.

A parte, es importante tener en cuenta que podemos evitar los cambios bruscos de temperatura si cuando salimos al exterior lo hacemos a horas en las que el Sol regule la temperatura (a mediodía) y no sea un contraste tan notorio a la hora de salir de casa.

APÓYATE EN MÁS PAÑALES

Con estos consejos ya sabes cómo puedes evitar que tu recién nacido se exponga lo menos posible al frío y a los cambios de temperatura. ¡Esperamos que afrontéis vuestro primer invierno juntos de una manera mágica e inolvidable!

Apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar tu bienestar y el de tu peque. Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

Por tanto, ya sabes que cuando el invierno y el frío se aproximen, lo importante es evitar lo máximo posible los cambios de temperatura. ¡Te esperamos con mucha ilusión en Más Pañales!

 

En Más Pañales nuestro proposito es guiar a las madres primerizas como tú, para que encuentres la mejor selección de productos que tu bebé realmente necesita dependiendo de su etapa de desarrollo.