fbpx

Las diferentes etapas de sueño en los bebés

Una de las frases que más te repiten cuando vas a ser padre es que aproveches para dormir, ya que, una vez haya nacido el bebé, las noches en vela serán innumerables. Al principio resulta agotador, pero merece la pena si entendemos por qué el sueño en los bebés tiene tantas peculiaridades.

¿Por qué duermen tanto los bebés? Debes comprender que el cerebro de los recién nacidos aún no está formado. El sueño cumple precisamente esta función: desarrollo y maduración del cerebro.

Sin embargo, el problema para los padres radica en que, sobre todo al principio, no duermen más de unas pocas horas de corrido. Esto ocurre porque necesitan comer frecuentemente para evitar hipoglucemias y favorecer su crecimiento.

El sueño de los bebés va evolucionando según sus necesidades de desarrollo. Te lo mostramos mejor en las siguientes líneas.

Fases del sueño en bebés

Sueño prenatal

Se ha descubierto que los seres humanos dormimos (o al menos algo muy semejante a lo que es dormir) incluso antes de nacer. Especialmente en el tercer trimestre de gestación, se ha visto que los fetos muestran patrones en los que pasan de la vigilia a un estado de inactividad muy parecidos a los del recién nacidos, denominados sueño activo y sueño tranquilo.

De 0 a 3 meses

Como hemos dicho anteriormente, el bebé duerme muchas horas, unas 16 horas de media, repartidas a lo largo del día. Durante estos primeros meses el bebé solo presenta dos fases: sueño ligero y sueño REM. Como hemos indicado antes, una de las mayores funciones del sueño es facilitar el desarrollo cerebral. Así, no es de extrañar que el bebé inicie el sueño en fase REM, que es precisamente la que contribuye a asimilar todo el aprendizaje.

De 4 a 7 meses

El sueño comienza a parecerse más al de los adultos. El bebé empieza ahora por la fase no REM, desarrollando por completo las dos fases anteriores e incorporando paulatinamente el resto de ellas. Además, adquiere el carácter de circadiano. Es decir, comienza a diferenciar el día de la noche (algo que no ocurría los primeros meses), siendo más prolongado el sueño que se da por la noche.

De 8 meses a 6 años

Poco a poco se va asemejando al sueño adulto, de manera que el tiempo que duermen se va reduciendo, al igual que los despertares nocturnos.

¿Cómo hacer para que el niño logre llegar al sueño adulto?

Todos los niños logran establecer el sueño adulto, puesto que forma parte del proceso natural de desarrollo. Lo más importante es que mantengas la calma lo máximo posible y seas paciente, ya que los primeros despertares y llantos nocturnos no solo son normales, sino necesarios, y pasarán.

El colecho te puede ayudar sobre todo al principio, ya que no es preciso que te levantes cada vez que el bebé llore. Sin embargo, poco a poco y adaptándote a sus necesidades, deberás ir acostumbrándolo a que comience a dormirse solo y en su propia cama.

Esperamos que esta información sobre el sueño en los bebés ayude a que este periodo sea más llevadero.

Más Pañales tu tienda online de productos para el cuidado diario de tu bebé.

 

 

 

En Más Pañales nuestro proposito es guiar a las madres primerizas como tú, para que encuentres la mejor selección de productos que tu bebé realmente necesita dependiendo de su etapa de desarrollo.