fbpx

Quitar el Chupete sin traumas

Quitar el chupete sin traumas es una tarea que puede complicarse bastante, aunque todo depende de cómo comuniquemos este momento a nuestro pequeño, además de nuestra fuerza de voluntad como padres. Aunque el chupe supone una gran ayuda durante su desarrollo, es preciso quitárselo definitivamente después de un tiempo.

La funcionalidad del chupete y el momento de quitarlo

No todos los bebés usan chupete, pero en el caso que tu bebé o tú lo necesitéis, has de tener en cuenta que llegará el momento de quitárselo. Este procedimiento no suele ser sencillo, aunque siempre podemos recurrir a algunos trucos efectivos.

El chupete puede ser muy práctico y funcional durante los primeros meses de tu bebé. Con su ayuda, has podido conseguir que se duerma y se tranquilice cuando está llorando. Es más frecuente que los pequeños que no han sido amamantados usen chupete. Desde su etapa prenatal, existe una necesidad de succión, y el chupete puede hacer que el bebé se calme y se sienta más relajado.

La función del chupete va incluso más allá. Está comprobado que actúa como protección durante los periodos de sueño, al prevenir considerablemente el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

¿En qué momento debemos separarlo del chupete y cómo conseguirlo?

La etapa para que tu pequeño deje este aparato oscila entre los 12 a 48 meses. No es recomendable que mantenga el chupete más allá de este periodo, ya que le puede causar ciertos problemas.

El desalineamiento de las piezas dentales puede ser propio de niños que han seguido usando el chupete más allá de los 2 años durante períodos grandes de tiempo. Esto se debe al desarrollo de los dientes, que se da durante esta etapa. Quitarles esta costumbre a tiempo les puede ahorrar posibles traumas con respecto a su boca, sobre todo cuando los pequeños alcancen la pubertad.

Varios modos para que deje de usarlo definitivamente

No todos los niños son iguales. Mientras que en algunos puede bastar con que les hables del cambio que supone hacerse mayor, en otros se necesitará ir racionando el chupete hasta conseguir que lo olviden completamente.

Puedes empezar preparándolo, estableciendo una fecha visible para él en un calendario. Dile que ese día se convertirá en un niño grande, pero nunca debes compararlo con otros niños, aunque no quiera asimilar ese cambio.

Otra opción es construir junto a él una nueva rutina durante los momentos en que se le hacía imprescindible el chupe. Por la noche, cuando le lleves a acostar, puedes probar iniciando una nueva sesión de cuentos o canciones. El objetivo es que sienta que ha dado un paso más y que lo nuevo puede llegar a ser más divertido.

Una forma de racionárselo e ir sustituyéndolo por premios. El sistema de puntos suele funcionar en los niños más conflictivos. Dale un punto por cada vez que no te pida el chupe, haciéndole entender que cuando llegue a un determinado número de puntos, consigue un regalo.

Puedes resolver fácilmente cómo quitar el chupete sin traumas a tu bebé.

Siguiendo estos consejos y apoyándote en los productos de Más Pañales, conseguirás asegurar un buen uso del chupete  para tu bebé, dándole la oportunidad de seguir creciendo de vuestra mano. Conforme vaya descubriendo que los cambios no tienen por qué dar miedo y que siempre estaréis a su lado, crecerá feliz y sano.

Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta más productos de alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio!

Porque la calidad no está reñida con el precio (y mucho menos cuando se trata del bienestar de tu peque), visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé con una buena calidad y un buen precio.

 

Psicóloga, redactora y madre de 2. Entusiasta de la buena lectura, la buena mesa y el mundo de los peques.