fbpx

Bebés nerviosos: trucos para calmarlos

Los bebés son pequeñas criaturas deseosas de conocer y explorar el mundo. Hay bebés tranquilos y bebés más nerviosos que otros, más activos, con más ganas de jugar y explorar el mundo. Aunque, la gran mayoría, son una combinación de ambas circunstancias.

Aunque sea algo perfectamente natural, cuando un bebé se altera nos crea mucha preocupación y nos desesperamos porque no queremos que nuestro pequeño o pequeña sufra, queremos que se encuentren bien y tranquilos. Por eso, debemos tener en cuenta ciertas consideraciones para ayudar a calmarlos y que crezcan felices, a la par de que vosotros, como papis, ganéis en tranquilidad (e incluso hasta en horas de sueño, que estamos seguros de que os hacen mucha falta…).

Como calmar bebés nerviosos

El contacto con tu hijo es fundamental para que crezca y se desarrolle de manera sana, es algo que como buena mami o buen papi seguro que tienes claro. A través de las caricias y de los abrazos, estimulamos sus receptores y les ayudamos a desarrollarse y que poco a poco ellos también empiecen a interaccionar con nosotros de la misma forma que nosotros hacemos con ellos y nos los comemos a besos. Pero, si tu bebé es algo más nervioso de la cuenta, no te preocupes, existen diferentes trucos para calmarlos.

Masajes

En las primeras etapas de la vida de un recién nacido, pueden surgir dificultades que le provoquen malestar a nuestros hijos como, por ejemplo, los temidos cólicos. Podemos pensar que se trata de un bebé nervioso, cuando en realidad sufre de gases por tener un sistema digestivo aún inmaduro y, como se suma el malestar a que el bebé no entiende qué le pasas y no sabe cómo expresarlo, llora.

Tanto para calmar los cólicos como para relajar a los niños más pequeños, podemos valernos del masaje para bebé. Esta técnica manual es muy sencilla de realizar, podéis hacerla vosotros mismos y resulta muy efectiva para eliminar gases y relajar al niño, aunque es importante que conozcas bien la técnica para asegurarnos de que no va a ser contraproducente para el bebé.

Mediante pequeñas fricciones, vamos estimulando las diferentes partes del cuerpo del bebé. Al llegar a la zona del abdomen, se tienen que realizar suaves movimientos circulares. El momento ideal para hacer estos masajes es casi cualquiera. Hay que tener en cuenta no hacerlos justo después de comer, pero por lo demás, puede aprovecharse el cambio de pañal, un cambio de ropa o cualquier momento tranquilo. Para realizar el masaje, podemos ayudarnos de aceites y cremas específicas para este fin.

Baños

El baño es otro gran truco para relajar a los bebés y, lo cierto es, que puede convertirse en tu gran aliado a la hora de calmar a tu pequeño/a. El contacto con el agua caliente tiene un efecto sedante casi mágico. Una buena opción también es sumar al baño algún gel o cremita para hacerle un masaje y ayudarle a estar relajado durante el baño. Si acompañamos este momento de canciones relajantes y suaves caricias, el éxito está asegurado.

Estimulación

Además, estimular a cualquier bebé es una parte fundamental de su crecimiento. Si tienes un bebé especialmente nervioso, tendrás que tener en cuenta sus necesidades a la hora de calmarle. Jugar con él será fundamental, algo en lo que podrás utilizar música o juguetes. Si son muy peques, puedes ayudarte de cuentos textiles, ya que pueden ayudarles a estar entretenidos y a desarrollar sus sentidos. Los materiales suaves, las diferentes texturas y el colorido de sus dibujos los convierten en un juguete perfecto para esta temprana etapa.

Si son algo más mayores, también puede funcionarte, por ejemplo, una pirámide balanceante. Un niño relajado y entretenido se vuelve mucho más tranquilo y facilita nuestra labor como padres.

A veces, a los bebés especialmente nerviosos, parece molestarles cada costura de la ropa o del pañal, por lo que también puede sentirse irritados por ello y que se quejen porque les molesta en su suave piel. Teniendo en cuenta que su nivel de actividad y de movimiento será mayor, necesitarán pañales que tengan en cuenta sus necesidades, sean más cómodos y que les ayuden a estar más protegidos, como los pañales Dodot Activity.

Estos pañales les ayudan a evitar la sensación de humedad, ni sufrir rozaduras y estar más cómodos, por lo que evitaremos que el niño esté nervioso o incómodo por la sensación de falta de limpieza o incomodidad. ¡Son ideales para tu peque si es un trasto!

En definitiva, todo lo que podamos hacer para calmar a los bebés nerviosos será beneficioso para ellos y para nosotros. Crear un vínculo sano y afectivo con tu hijo está en tu mano, ¡y no es complicado! Haz uso del sentido común, del instinto y de todas las novedades y ayudas que tenemos al alcance de nuestra mano.

Además, podrás encontrar un amplio surtido de productos para ti y para tu bebé, desde higiene (pañales o toallitas) hasta alimentación, juguetes y productos prácticos, ¡todo al mejor precio! Porque la calidad no está reñida con el precio, visita Más Pañales y consigue los mejores productos para tu bebé.

¡Te esperamos en Más Pañales!

Deja un comentario