fbpx

Consejos para los cuidados posparto

Cuando se acerca el momento de dar a luz, las ganas de ver a tu bebé se multiplican. Y aunque es un momento de felicidad, a muchas mamás les preocupa cómo será su recuperación tras dar a luz. Por ello, los cuidados posparto para recuperarte sin problemas son esenciales.

¿Sabías que muchas de las cosas que te pueden ayudar a recuperar tu figura y sentirte bien son simples hábitos diarios que puedes incorporar a tus rutinas?

A pesar de que muchas mujeres sienten cierto temor a cómo será la recuperación de su cuerpo, especialmente en lo que respecta a las partes más íntimas, siguiendo los hábitos que vamos a citar a continuación, y con tranquilidad y paciencia, en cuanto te des cuenta estarás recuperada. ¡Sigue leyendo para saber más!

Los cambios en tu cuerpo

Lo primero que debes saber es que tras el parto tu cuerpo vuelve a cambiar tanto hormonalmente como físicamente. La menstruación te volverá en unos meses, aunque si amamantas al pequeño puede ser que tarde algo más, debido a la caída de  los estrógenos y la progesterona y a que produces más prolactina. Pero, aún así, es posible que en un par de meses todo haya vuelto a la normalidad.

La vuelta de la menstruación dependerá, entre otros factores, de cuánto tiempo amamantes a tu bebé, y de si su alimentación es exclusiva con leche materna a demanda. De momento, no debes preocuparte por ello, ya que vas a comenzar con la lactancia y tu regla, de momento, no volverá.

Para ayudar a la piel del vientre a volver a su sitio y evitar estrías, hidrata tu piel tras la ducha con una crema que favorezca la formación de colágeno y mejore la flexibilidad para ayudar a la piel del vientre a volver a su sitio.

La musculatura del suelo pélvico

Como en el embarazo toda la musculatura pélvica se ha distendido, tras el parto puedes llegar a tener incontinencia urinaria, es decir, esas leves pérdidas de orina que te pueden acarrear molestias e incomodidades. Por ello debes realizar ejercicios de suelo pélvico a diario. Son ejercicios sencillos de contracción y relajación de la musculatura de la zona pélvica. Te ayudarán a evitar la incontinencia y los prolapsos de órganos desde la cavidad pélvica al exterior. Además, se recomiendan las fajas posparto, que te ayudan a sujetar la musculatura abdominal.

Si tienes dudas, consulta con tu ginecólogo, sabrá orientarte sobre qué tipo de ejercicios te favorecen y cómo realizarlos mejor, además del empleo de conos o bolas chinas para favorecer una mejor recuperación.

Además, cuanto más preparado tengas el suelo pélvico previamente a tu parto, mucho mejor. Los ejercicios de Kegel te ayudarán a la hora de dar a luz, y tu recuperación será mucho mejor.

La alimentación tras el parto

Debes alimentarte de manera equilibrada, tanto si das el pecho como si no. Una dieta que te aporte vitaminas y minerales, con proteínas suficientes y con hidratos de carbono, evitando el exceso de grasas. Frutas y verduras en suficiente cantidad. Agua en abundancia y todo ello sin pasarte en calorías. Si amamantas no tienes que comer por dos, simplemente, debes mantener una dieta sana.

Para evitar la hinchazón de pies y manos que aún después del parto es normal, debes salir a caminar y beber mucha agua. Es la forma de evitar que retengas demasiado líquido.

Las relaciones sexuales

Tras el parto lo que los médicos recomiendan es dejar unas 4 o 6 semanas para recuperarte totalmente y poder mantener relaciones con normalidad. Depende del tipo de parto, no es lo mismo una cesárea que un parto vaginal con epsiotomía. Es posible que sientas falta de deseo sexual por la caída de los estrógenos y miedo porque no sientes recuperada la zona vaginal. Si tienes sequedad vaginal también es normal por la caída de los estrógenos, por ese motivo, puedes usar geles lubricantes.

Pero ante todo, recuerda que no hay prisa, eres tú quien sabrá cuándo tu cuerpo está listo para volver a mantener relaciones sexuales.

La higiene íntima: uno de los puntos clave.

Tras el parto, tendrás un sangrado muy abundante los primeros días.  Esto es completamente normal, no te asustes si eres primeriza.  El aseo íntimo de la epsiotomía y los puntos debe realizarse a diario, mejor con jabón antiséptico y agua para evitar su infección.

Además, será mucho mejor si usas braguitas monouso y compresas, ya que están especialmente diseñadas con un suave tejido muy higiénico para que te sientas cómoda. Estas braguitas, que están diseñadas para usarlas con las compresas, son diseñadas para poder tirarlas una vez usadas, asegurando así una mejor higiene en la zona y de mayor comodidad para ti.

En Más Pañales encontrarás todos los productos que necesitas para una mejor recuperación posparto, desde las braguitas monouso a compresas al mejor precio. Visita nuestra web, no sólo encontrarás productos para favorecer tu recuperación, también todos los productos que utilizarás habitualmente con tu bebé: pañales, toallitas, alimentación… ¡Al mejor precio!

Te esperamos en Más Pañales, tu tienda Online especializada en productos para tu peque.

En Más Pañales nuestro proposito es guiar a las madres primerizas como tú, para que encuentres la mejor selección de productos que tu bebé realmente necesita dependiendo de su etapa de desarrollo.