fbpx

Cómo cuidar tus pezones durante la lactancia

Con la llegada de tu bebé se produce también la de la leche a tus pechos. Esto solo, añadido al acto de dar el pecho con frecuencia, puede producirte ciertas molestias e incluso dolor en los pezones. No debes preocuparte, te vamos a proporcionar una serie de consejos que te ayudarán a saber cómo cuidar tus pezones durante la lactancia.

La leche materna es conocida como uno de los mejores alimentos que dar a nuestros pequeños cuando son bebés. Esta opción que algunas mamás eligen para alimentar a sus hijos, en ocasiones genera ciertas molestias, como dolor en los pezones, grietas… Sin embargo, existen algunos trucos que puedes emplear para aumentar sus cuidados durante la lactancia, proporcionándote alivio y pudiendo, incluso, adelantarte a ciertas incomodidades fruto de esto.

El cuidado adecuado de los pezones en época de lactancia

Durante el periodo de la lactancia es habitual que tus pechos se encuentren congestionados, presenten cierta irritabilidad o comiencen a agrietarse. Esto es debido principalmente a la sequedad en la zona. Para evitar dolor y molestias, puedes tomar esta serie de precauciones:

Utiliza protectores para tus pezones para evitar su roce con la tela de sujetador y otras prendas. Asegúrate de cambiar y limpiar los protectores con frecuencia.

Lava tus pezones con esmero a fin de eliminar la proliferación de bacterias y evitar así todo riesgo de infección. Debes lavarlos solamente con agua, pues el jabón o el alcohol sobre la areola y el pezón no hacen más que resecarlos más y hacerlos más susceptibles a agrietarse.

-Es muy útil y saludable masajear tus pezones irritados con tu propia leche o el calostro después de amamantar a tu bebé.

– En el caso de que se te agrieten produciéndote dolor al dar el pecho, es conveniente que utilices protectores de silicona. Te evitarán todo dolor y favorecerán la curación, algo que agradecerás.

– En cada ocasión en que termines de amamantar a tu bebé, debes limpiar tus pechos con una gasa de algodón empapada en agua, y utilizar otra para secarte. De este modo, además, mantendrás la zona perfecta para la próxima zona de tu bebé.

– Debes evitar ducharte o bañarte con agua muy caliente, pues ello favorece la sequedad y la aparición de grietas en la piel.

– En los momentos en que sientas tus pechos congestionados, puedes aliviarlos fácilmente. Para ello, primero coloca sobre ellos una húmeda de agua caliente. Sentirás que en un ratito estarán más blandos, y presionándolos con delicadeza podrás extraer el exceso de leche.

– Relájate antes de darle de mamar a tu bebé: tu estado anímico influirá en la subida de la leche. Si te pones nerviosa porque no sube o intentas forzarlo haciendo que tu bebé succione el pezón, posiblemente conseguirás el efecto contrario y además aumentará el dolor y sequedad de la zona. Toma aire, disfruta de este momento único con tu pequeño y relájate, verás como todo fluye de manera más fácil.

– Una vez por semana, podrías frotarte con un guante para exfoliar la piel o con miel o azúcar. Haciendo un leve masaje de movimientos circulares, eliminarás las células muertas y reactivarás la circulación. Procura no tocarte ni la areola ni los pezones, y al terminar aclárate utilizando agua fría o, como mucho, tibia.

Además de seguir estos consejos, a la hora de aliviar las molestias puedes servirte de cremas como la de Purelan 100, de Medela. Esta es una crema indicada para el periodo lactante que protege tus pezones del posible dolor y las grietas que pueden producirse por la sequedad de la piel. Compuesta de lanonina pura, puedes aplicarla en cualquier otra zona del cuerpo, y como no contiene ninguna clase de aditivo ni conservante de tipo artificial, no necesitas retirarla a la hora de amamantar a tu pequeño. Su composición es tan segura que incluso puedes aplicársela a tu bebé para mantener hidratada también su piel.

Esta crema para aliviar el dolor en los pezones durante la lactancia y disfrutar sin molestias de tu recién estrenada maternidad, puedes encontrarla, junto a otros productos para tu bebé y para ti, en la web de Mas Pañales.

Con tu recién estrenada maternidad, necesitarás surtirte de los mejores productos para los primeros años de tu bebé, desde productos de consumo básico como pañales o toallitas, hasta alimentos, juguetes e incluso, artículos para ti. En Mas Pañales podrás encontrar el mejor surtido en todos ellos al mejor precio, haciendo mucho más fácil tu maternidad y favoreciendo tu economía doméstica.

Visita nuestra tienda Online y encuentra ya la mejor selección de productos para tu bebé y para ti. ¡Te esperamos, mamá!

Deja un comentario