¿Necesitas ayuda?

Almohada para Bebé

Para que tu pequeño tenga dulces sueños, no hay nada mejor que una almohada de bebé. En esta página, encontrarás modelos de las mejores marcas. Con tejidos suaves y materiales que facilitan la respiración y oxigenación.

Categorías Relacionadas

Marca

Marca

CATEGORÍAS

Muselinas Colchoneta Reductora
Loading more products

Más información sobre Almohada para Bebé

Almohadas para bebé en Más Pañales

Nuestras almohadas están fabricadas con materiales transpirables, que no irritarán la piel de tu bebé y, más importante, le permitirán respirar bien. No proporcionamos tejidos que puedan dificultarle la oxigenación. De este modo, evitarás un calentamiento excesivo en la parte de la cabeza y del cuello de tu hijo. También estos cojines te ayudarán a prevenir el síndrome de cabeza plana (plagiocefálea). Asimismo, en Más Pañales, contamos con almohadas de 15 grados de inclinación (lo recomendado por los pediatras). 

Por otro lado, ofrecemos modelos de marcas tan prestigiosas como Olmitos o Clevamama. Sin embargo, aunque sean productos de primera calidad, los vendemos a un precio asequible. De este modo, cualquier mamá o papá que desee brindarle un mejor descanso a su bebé podrá hacerlo, sin que su presupuesto suponga ningún tipo de problema.

¿Cuándo poner almohada a un bebé?

Por regla general, nuestros pequeños empiezan a necesitar una almohada para bebé cuando sus hombros ya son más anchos que su cabeza. A partir de entonces, requieren de un ligero apoyo para mantener una correcta alineación de espalda y cuello. En especial, si duermen de lado.

Lo normal es que este momento llegue a los 2-4 años de edad. No obstante, cada niño se desarrolla de manera diferente.

Recomendaciones para que tu bebé duerma mejor

Cada bebé es único, pero hemos recopilado una serie de consejos para que los dos disfrutéis antes de acostaros:

  • Baño relajante: te recomendamos que el agua esté a la misma temperatura que el cuerpo de tu hijo (35-37 grados). Esto lo puedes comprobar con un termómetro de baño de bebé. 
  • Sesión de masajes: con crema o aceite de bebé, para nutrir y proteger su piel. 
  • Pijama: te aconsejamos que sea de algodón. Si estáis en invierno, opta por uno que cubra sus pies. 
  • Cena: siempre a la misma hora para que tu peque se acostumbre.
  • Cuarto: da igual si tiene dormitorio propio o duerme en el tuyo, trata de que el ambiente esté calmado y que la luz sea muy suave.

Aprovecha este momento si le gustan los cuentos y comprueba que la cuna esté perfecta para que pase una buena noche de descanso.