¿Necesitas ayuda?

Marca

Marca

Precio

Precio

  • 6,00 € - 9,00 €

Tetinas de flujo lento

El flujo de la leche a través de las tetinas es otro factor a tener en cuenta a la hora de comprar una tetina para el biberón. En los recién nacidos sobre todo es importante que la cantidad de paso de leche sea menor para evitar atragantamientos, gases y cólicos. Para ello existen las tetinas de flujo lento.

Loading more products

Más información sobre Tetinas de flujo lento

¿Cuándo utilizar una tetina de flujo lento?

Si te has decantado por la lactancia por biberón puedes encontrar una amplia variedad de tetinas para que la alimentación del bebé sea cómoda y efectiva. Cuando un recién nacido llega a casa, todo son dudas, inlcuso sobre la tetina para su biberón. En Más Pañales, te recomendamos las tetinas de flujo lento para esta fase.

Se trata de una tetina perfecta para los primeros días de vida del pequeño. Así mismo, también pueden incluir la válvula anticólico para evitar reflujos y los molestos cólicos. Estas tetinas están diseñadas para bebés de 0 a 6 meses.

De igual modo, existen tetinas denominadas de “tres posiciones” que incluyen los tres tipos de flujos (lento, medio y rápido) que se adaptan bien a la necesidad del bebé.

¿Cómo son las tetinas de flujo lento de Mas Pañales?

En Más Pañales disponemos en nuestro catálogo una amplia selección de tetina de flujo lento. Entre las marcas que encontrarás están Suavinex, Lovi, Nuk o Tommee Tippee.

Estas tetinas están recomendadas por los expertos, puesto que permiten una óptima flexión y suavidad que se asemeja al pecho de la madre. Esto también hace que sea más sencillo el cambio del pecho materno al biberón.

Se pueden encontrar tanto en silicona como en látex y suelen incluir válvulas anti cólicos, muy recomendado para los primeros días de vida del bebé. Además, están avaladas por la Sociedad Española de Odontopediatría.

Estas tetinas están pensadas para bebés desde los 0 meses y están libres de BPA.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir tetina de flujo lento?

Para escoger una tetina de flujo lento debemos pensar en el tamaño de la tetina adecuada al bebé, ya que, si es muy pequeña, el bebé se cansará y dejará de succionar antes de estar completamente lleno. Pero, si es muy grande, el pequeño beberá muy rápido y puede tragar aire mientras se está alimentando. En este último caso, es mejor emplear un biberón con un sistema de ventilación que evite que el bebé trague aire.

Ya sea la tetina de silicona o de látex, se recomienda cambiarla cada 4 a 6 semanas si se comprueba que se comienza a deteriorar.